Bienvenidos a la página oficial del Festival de la Adopción de Benicàssim.

Una iniciativa de ProGat Benicàssim y Flora i Fauna Benicàssim.


Presentación

El Festival de la Adopción de Benicàssim (FAB) es una iniciativa de la asociación Pro Gat Benicàssim que nace de la necesidad creciente de las asociaciones animalistas de abrirse a la sociedad. El año 2018 se llevó a cabo la primera edición con gran éxito, razón por la cual tendrá una segunda edición en 2019.

El evento está organizado por Pro Gat, Flora i Fauna (la tienda de mascotas de Benicàssim) y el Ayuntamiento de Benicàssim.

El FAB se dirige al público general, y tiene como objetivo informar sobre la labor de sus protectoras invitadas, concienciar sobre la importancia de no abandonar y de adopar en lugar de comprar, y recaudar dinero que se invertirá exclusivamente en el bienestar de los animales. Para ello contaremos con desfiles de animales en adopción, exhibición de perros de rescate, espectáculo de magia, pintacaras, actuaciones de baile, rifas, sorteo sorpresa y mucha música en directo para amenizar la jornada.

Estáis tod@s invitad@s el sábado 13 de abril de 2019 a pasar un GRAN día con nosotr@s!


La labor animalista.

La tarea de la protección de los animales requiere de un esfuerzo constante de estos colectivos y del conjunto de la sociedad. Eso significa administraciones públicas, empresas privadas y, por supuesto, los ciudadanos.

Eventos como el FAB son importantes porque nos permiten avanzar en distintos ámbitos:

  1. El social: Nos damos a conocer ante sectores de la sociedad a los que no habíamos podido acceder. Explicando nuestros logros y nuestros objetivos ayudamos a concienciar y con suerte a implicar a nuevos ciudadanos en nuestras causas.
  2. El institucional: Creciendo en percepción, en implicación y en apoyo social nuestra capacidad de respuesta ante nuestros objetivos aumenta, y con eso ganamos fuerza para que las instituciones públicas se impliquen más.
  3. El económico: Una participación considerable nos permite obtener suficientes donativos para poder llevar adelante con más fuerza o durante más tiempo nuestra labor.
  4. El animalista: Animar a dar el paso de adoptar un animal que busca un hogar y una familia es uno de los objetivos del FAB, y sobre todo hacerlo con información suficiente y siendo conocedores de la responsabilidad que conlleva.
  5. El individual: Aunque los puntos anteriores desembocan inequívocamente en nuestra tarea diaria en defensa de los animales, eventos como este nos permiten abrir nuevos horizontes. Tomar conciencia permite a los ciudadanos plantearse una posible adopción, estudiar una colaboración más o menos periódica con alguno de los colectivos participantes, o al menos avanzar en la percepción individual del derecho de los animales a una vida digna. Porque más allá de animar a adoptar con responsabilidad, es importante concienciar sobre la responsabilidad que conlleva tener una mascota y la importancia de no abandonarlos.